Nikon AF-P DX NIKKOR 70-300mm f/4.5-6.3G ED

4

Nikon AF-P DX NIKKOR 70-300mm f/4.5-6.3G ED

Nuestra valoración
Nota: 4 / 5
Ventajas
  • Precio.
  • Nitidez.
  • Sistema de enfoque.
  • Compacidad y ligereza.
Desventajas
  • Sin estabilizador de imagen.
  • Montura de plástico.

Review

1. Introducción

La lente analizada en este artículo tiene únicamente dos diferencias con respecto a la versión estabilizada. La primera y principal es justamente esa, que no cuenta con un mecanismo para reducir la vibración. La segunda no es significativa y procede de un peso de 15 gramos menos. Asimismo, varía el precio de venta entre una y otra. Ambas unidades son ideales para fotografías de vida salvaje, deportes, retratos o detalles.

2. Distancia focal

Este teleobjetivo está destinado a cámaras Nikon DX. Su zoom de 70 a 300 mm equivale en FX, full frame, a un rango de 105 a 450 mm. Volviendo a APS-C, señalar que el ángulo que aporta va de aproximadamente 22 grados, en 70 mm, a unos 5 grados, en el extremo largo.

3. Diafragma y estabilizador de imagen

La apertura máxima es de f/4.5 a 70 mm. El dispositivo es menos luminoso a 300 mm, donde el tope baja a f/6.3. Esto lo compensa, en parte, el Nikon AF-P DX 70-300mm VR, al disponer de estabilizador de imagen, como indican sus siglas VR. Se trata de un mecanismo que, además, es bastante eficiente. El modelo revisado aquí carece de este sistema. Ten en cuenta que en un tele no hace falta que la luz sea escasa para tener problemas de trepidación. En distancias cercanas a 300 mm también es importante un estabilizador. Si optas por la opción sin VR, necesitarás utilizar el trípode en muchas más situaciones.

El diafragma lo forman 7 hojas de apertura redondeada. La calidad de las áreas desenfocadas o bokeh que depara es simplemente adecuada.

4. Diseño y construcción

El anillo de enfoque no es demasiado ancho, aunque resulta bastante manejable. No dispone de paradas duras en los extremos. El anillo de zoom, como verás en la imagen de abajo, es mucho más holgado. No hay botón de bloqueo de zoom ni de enfoque. Este último ajuste se realiza desde el menú de cuerpos de cámara compatibles. La lente permite enfocar en manual a tiempo completo, de modo que si seleccionas el autoenfoque puedes enfocar en manual, cuando quieras, con solo girar el anillo. Lo más cómodo es dejar el AF y olvidarte de estar cambiando la configuración.

Lateral del AF-P DX 70-300mm f/4.5-6.3G ED

El producto está bien construido. Nikon ha utilizado plástico en la cubierta, lo cual está justificado, porque reduce el peso y su uso es habitual hoy en día. Lo que no comprendo es que la montura igualmente sea de plástico y no de metal, que le habría dado más robustez, tanto a esta versión como a la estabilizada.

Las dimensiones son reducidas y el peso de solo 400 gramos. El diámetro de filtro es igualmente pequeño, de 58 mm. Como el enfoque es interno, es posible añadir filtros polarizadores y de densidad neutra.

5. Enfoque

El objetivo integra un mecanismo de enfoque paso a paso, que ofrece un alto rendimiento. Es particularmente rápido para DX. Asimismo, es preciso y casi del todo silencioso, así es que resulta adecuado para la grabación de vídeos.

Este Nikon no está orientado a la macrofotografía. No obstante, a modo informativo, indicar que es capaz de enfocar a 1,10 metros como mínimo y su factor de ampliación máxima es de 0,22 aumentos.

6. Calidad gráfica

La estructura óptica la forman 14 elementos en 10 grupos. Esta composición integra un vidrio de dispersión ultrabaja. Afortunadamente, los destellos y fantasmas están bien controlados.

La unidad tiene una destacada nitidez, pero vayamos por partes. A 70 mm y f/4.5 el rendimiento es bueno en el centro y en las esquinas, aunque ahí es un poco más suave. A f/5.6 sube bastante en el centro y en los bordes esa mejora llega a f/8. En el otro extremo del diafragma, a f/22, hay algunos problemas por la difracción, si bien no son especialmente acusados.

Como comentábamos al analizar el AF-P DX 70-300mm VR, la nitidez permanece estable hasta 200 mm. Baja un poco a 300 mm. En esa focal, al abrir al máximo, la nitidez no está mal en el centro, sin embargo, es suave en los laterales. La difracción hace mella a f/32 y, algo menos, a f/22.

La distorsión es bastante moderada. De hecho, en la mayoría de los casos, no es fácil de ver a simple vista. A 70 mm la distorsión es de barril, mientras que a 300 mm es de cojín y algo superior.

No es ninguna sorpresa la caída de luz existente en las esquinas a f/4.5, puesto que es un defecto también presente en productos mucho más caros. Este viñeteado es superior en 70 mm que en 300 mm. En todo caso, baja considerablemente a f/5.6.

La distorsión y el viñeteado son fáciles de eliminar, ya sea directamente desde algunas cámaras recientes o mediante edición digital, con la aplicación del perfil de la lente en Lightroom, Photoshop o Camera Raw. Igualmente se pueden aminorar las aberraciones durante el procesado, aunque en este modelo no resultan preocupantes, ni mucho menos.

7. Accesorios

No incluye ni parasol ni funda. El parasol indicado para este dispositivo es el HB-77.

Parasol Nikon HB-77
  • Zoom óptico: 1.0 multiplier_x
  • Diseñado para su uso con el objetivo af-p dx nikkor 70-300mm f/4.5-6.3g y VR

Características

  • Dimensiones: 7,2 x 12,5 cm.
  • Diámetro del filtro: 58 mm.
  • Peso: 400 g.
  • Distancia focal: 70-300 mm.
  • Apertura máxima: f/4.5-6.3.
  • Apertura mínima: f/22-32.
  • Láminas del diafragma: 7.
  • Estabilizador de imagen: no.
  • Construcción del objetivo (elementos/grupos): 14/10.
  • Ángulo de visión: 22°50′-5°20′.
  • Motor para el autoenfoque: AF-P.
  • Distancia mínima de enfoque: 1,10 m.
  • Ampliación máxima: 0,22 x.

Compatibilidades

Es adecuado para cámaras Nikon DX, con sensores APS-C. La serie AF-P es únicamente válida para los cuerpos de cámara que Nikon ha lanzado desde 2013, aproximadamente. De todas formas, es posible que necesites actualizar el firmware.

Opinión final

4 estrellas

El objetivo cuenta con una óptica notable y unas buenas prestaciones, pero no tiene el estabilizador de imagen del AF-P DX 70-300mm VR. Es una característica importante, aunque tal vez, por tu forma de trabajar, no lo sea para ti o no estés dispuesto a gastarte la diferencia de precio que hay entre la versión estabilizada y esta. Otra desventaja del Nikon analizado procede de su construcción con montura de plástico.

Entre los aspectos destacados de la lente figuran su buen precio, una lograda nitidez y su sistema de enfoque, cuyo funcionamiento resulta sorprendentemente rápido y eficiente. El producto, además, tiene a su favor su compacidad y un peso muy contenido.

Nikon Nikkor AF-P DX Objetivo 70 – 300 mm f/4.5 – 6.3 G
  • Zoom ligero y compacto, en formato DX 4,3 x
  • El nuevo motor AF de Nikon garantiza una enfoque rápido, fluida y discreta del lente, perfecta para la grabación de vídeos

Última actualización de los precios: 2021-12-07